bENCHMARKING: Qué es y cómo hacerlo

BENCHMARKING: qué es y cómo hacerlo simple.

Benchmarking: qué es y cómo hacerlo en 5 pasos para que tu estrategia digital sea más efectiva y conozcas cómo funciona tu competencia.

Benchmarking, se trata de un proceso de análisis de la competencia que permite mejorar la estrategia comercial de la marca, y obtener insumos que permitan diferenciarse de los demás de una manera efectiva.

Hacer Benchmarking, No significa copiar o imitar a los competidores, en ese caso se perdería la identidad de marca, y por lo tanto, carecería de relevancia en el sector, pasando desapercibido. Para ello, se deben seguir 5 pasos básicos.

Identificar a la competencia.

Hay que segmentarlos según su público objetivo, zona geográfica, estrategia de precios, y las características principales de sus productos o servicios. Para esto, las herramientas que útiles son: Google Trends, que ayuda a comparar popularidad y tendencias de un sector por ubicación geográfica. Semrush o Alexa, que permiten analizar las palabras clave de la competencia e, incluso, sugerencias de términos con los que posicionar mejor a la marca en los motores de búsqueda.

Diagnosticar su presencia digital

El segundo paso para hacer Benchmarking, es diagnosticar su presencia digital. Una vez que se crea un listado con los competidores, hay que conocer cómo se comportan en sus canales digitales, para poder interpretar su estrategia de captación, retención o fidelización de usuarios.

Para ello, es necesario averiguar en qué medios tienen presencia (sitio web y/o redes sociales), canales de contacto que ofrecen, con qué frecuencia publican contenidos, qué comentarios y reacciones reciben por parte de los usuarios y cómo responde la marca ante ellos. Lo ideal sería hacer una tabla comparativa y analizarlos con nuestros datos.

Benchmarking: qué es y cómo hacerlo en 5 pasos

Para este paso están las herramientas Google Alerts o Metricool, que muestran las menciones y la actividad la competencia. Por otro lado, Facebook Audience y Keyhole permiten analizar los contenidos, formatos, frecuencia y horario de publicación y hasta tipo de públicos a los que se dirigen. Y si se quieren analizar los enlaces que llevan a los sitios web de los competidores, o bien investigar acerca de las menciones de sus seguidores, Ahrefs es la plataforma ideal para ello.

Matriz FODA

El tercer pasó es crear una matriz FODA (Fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas). En función de la información recabada, se pueden diseñar estrategias en base a las fortalezas y debilidades de la marca frente a la competencia, y a las oportunidades y amenazas del mercado.

Tomar decisiones

El cuarto paso en Benchmarking, es la toma de decisiones. Con todos los datos de los competidores y el análisis FODA, hay que enfocarse en aquellas estrategias que están funcionando en el mercado, y dirigirse a atender a la demanda insatisfecha, o bien a grupos específicos a los que no llegue la competencia, y en los que la marca pueda especializarse y llegar a ser referente.

Monitorizar

Finalmente, hay que continuar con un monitoreo periódico. El mundo digital y el comportamiento del consumidor, cambian cada día, por lo que se debe monitorear y generar nuevas estrategias de forma periódica. Saber cómo se percibe o lo que se comenta de la marca, o bien hacer seguimiento a la actividad de la competencia, hará posible estar siempre a la vanguardia y reaccionar a tiempo ante cualquier situación de cambio por parte de los usuarios, o de los competidores. En internet, quedarse quieto es perder.

Para analizar el rendimiento web, Woorank ofrece un informe rápido y detallado en cuanto a palabras clave, estructura o posicionamiento en buscadores.

Si lo que se pretende es hacer Benchmarking en redes sociales y, además gestionar el contenido de la marca, en base a tendencias y escucha digital, Hootsuite es un buen aliado.